Ingredientes

Un kilo de costillas  gruesas de cerdo troceadas a nuestro gusto

Dos limones

Seis dientes de ajo

Un poco de pimienta

Dos cucharadas de miel

Medio litro de agua

Tres hojas de laurel

Diez clavos de olor

Aceite de oliva y sal

 

Modo de hacerlo

 

Ponemos en un recipiente hondo, las costillas troceadas, el jugo de los dos limones, la pimienta negra, un poco de sal y los dientes de ajo troceados y con cascara. Dejamos macerar las costillas como minimo dos horas (si podemos  lo dejamos un dia entero).

Escurrimos muy bien las costillas y las freimos  por tandas en aceite muy caliente con mucho cuidado pues salpica mucho.

Conforme van dorandose las ponemos en una sarten honda con cuatro cucharadas rasas de aceite, agregamos la miel e inmediatamente el medio litro de agua para que no se nos queme la miel.

Removemos y añadimos las hojas de laurel y los clavos y dejamos cocer hasta que se evapore el agua y espese la salsita.

Tambien podemos sustituir las costillas por chuletillas de cordero o filetillos de lomo.

Costillas a la miel

Costillas a la miel

 

Anuncios

Un comentario »

  1. Doy fé, realmente deliciosas 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s